La inconsciencia relativa

Un estudio de la escuela de Medicina de la Universidad del Noroeste y el Hospital Hines (Illinois, EE.UU.) ha estudiado y en consecuencia descubierto que que un paciente en estado de coma escuche historias vividas en su pasado, favorece su recuperación y actividad cerebral. Este artículo fue publicado por la revista Neurorehabilitation and Neural Repair.

Se observó que tras un tratamiento consistente en hacerle escuchar al paciente cuatro veces diarias durante seis semanas una misma historia almacenada en su memoria, este recuperaría notablemente su consciencia. La autora principal del estudio, Theresa Pape, explicaba que estos se volvían más conscientes de su entorno y por lo tanto capaces de ser partícipes en una parte esencialde su rehabilitación, la terapia física, del habla y ocupacional.

Estas afirmaciones ayudan a que la familia del paciente se sienta partícipe e importante en la recuperación de su ser querido formando parte del propio tratamiento. La doctora Pape cuenta un caso en donde una mujer narró historias del pasado a su marido (que llevaba tres meses en coma) mientras a este se le realizaba una resonancia magnética. El cerebro del paciente experimentó actividad en las regiones de comprensión del lenguaje y memoria a largo plazo en las cuales subió el nivel de oxigeno en sangre. Las estaba usando.

Para llegar a estos datos se realizó un estudio, controlado con placebo, a 15 personas con lesiones en la cabeza y se encontraban en estado vegetativo o consciencia mínima de unos 35 años aproximadamente. Inicialmente las pruebas consistían en hacer sonar un silbato y ver su respuesta hacia la información sensorial, en si seguían instrucciones para abrir los ojos y pruebas por el estilo. Posteriormente se introdujo el estímulo de la voz familiar y sus diferentes historias para analizar los resultados en una resonancia magnética.

El siguiente paso fue recrear las historias mediante sensaciones, como por ejemplo dar frío mientras contaban una historia vivida en una montaña nevada. Después de escuchar durante seis semana las mismas historias se procedió a observar la reacción del paciente cuando esas mismas historias eran contadas por alguna persona desconocida. Se observó una mayor respuesta ante la voz desconocida mientras que el oxígeno no varió con la voz familiar. En otra prueba los pacientes escucharon el mismo silbato que al principio del estudio pero esta vez su cerebro no produjo una gran respuesta, lo que indica que eran más capaces de discriminar lo que era importante escuchar, prestando más atención a las voces de los familiares.

Este estudio se vio incentivado por los testimonios de la gente a la doctora Pape, los cuales aseguraban que sus familiares en coma reaccionaban mucho mejor a sus voces que a las de cualquier otra persona.

Goodfey escuchó cuatro veces al día, durante los tres meses que estuvo en coma, una historia suya de un día que recorrió varios supermercados para comprar nuggets de pollo para al final acabar comprando los equivocados. Una vez recuperado, Goodfey recuerda escuchar a su mujer y a su hermano:  “Fue reconfortante pensar que estaban allí conmigo. Me ayudó a darle a mi cerebro algo con lo que conectar.”

OPINIÓN PERSONAL:

En esta ocasión el artículo por el que opté no es cualquiera encontrado al azar por algún periódico digital, este trimestre tenía claro sobre qué sería mi trabajo. Hace sobre cuatro meses mi mejor amiga sufrió un accidente de coche el cual la llevó a encontrarse en el estado del que vengo hablando. De repente te sientes obligado a hacer algo al respecto, se trata del sentimiento de saber que puedes ser útil del que hablo en el trabajo. Me pasé horas y horas leyendo sobre el coma, lógicamente lo hice por necesidad personal de informarme pero finalmente descubrí que me fascinaba el tema. Es increíble como el cerebro se puede llegar a comportar en alguna ocasiones. Que tu vida esté atada literalmente atada a unas máquinas, estar prácticamente muerto y aun así ser capaz de llegar a sentir de la forma que lo hacen, es fascinante. Hice el trabajo de nuevo basándome en lo útil y a la vez interesante que puede llegar a ser el tema. Como conclusión, que a veces lo último que se pierde es la mínima “consciencia”, así que perder la esperanza en estos casos, simplemente no es una opción. Escuchar que te escuchaba es la mayor recompensa.

Advertisements
Esta entrada foi publicada en Neurociencia / psicoloxía, Saúde. Ligazón permanente.

3 Responses to La inconsciencia relativa

  1. Moi ben explicado, nótase que prestaches atención a esta problemática.

    Menos mal que a nota de prensa da Universidade da autora principal aporta bastante información, xa que non temos acceso ao artigo orixinal completo. Trátase dun artigo recente que presenta resultados preliminares, o que fai que sexa más dificil dar co acceso libre ao pdf; é unha pena que non teñamos acceso a máis detalles.

    En calquera caso, os resultados parecen esperanzadores, terminan o Abstract dicindo:
    “Conclusions. For persons with DOC 29 to 170 days after TBI, FAST resulted in CNC gains and increased neural responsivity to vocal stimuli in language regions. Clinicians should consider providing the FAST to support patient engagement in neurorehabilitation.”

    Tamén é certo e que o número de participantes no ensaio é bastante pequeno, sobre todo se parte deles foron destinados ao “placebo de silencio” (un asunto que non queda nada claro ante a imposibilidade de revisar a metodoloxía empregada). No resumo do artigo orixinal tamén vemos que a terapia pareceu funcionar precisamente entre os casos máis severos (aqueles con quen empregan a escala de progreso CNC ou Coma/Near Coma).

    > Nada podo engadir para mellorar a calidade do teu comentario persoal, na súa forma e sobre todo no seu fondo. Só desexar, e tamén esperar, que a túa amiga se vaia recuperando.

    • Moitas grazas!

      O artigo orixinal completo foime imposible de conseguir, tratei de encontralo dun cento de formas e todos me acababan levando a ter que pagar por el. Plantexeime buscar outro artigo similiar pero ao ler o artigo universitario pensei en que había información suficiente para facer un bo traballo.

      Con relación ao da razón do traballo, aclarar que xa saíu do coma e está en perfecto estado. En reabilitación, pero xenial. Para dar máis vericidade ao artigo engadir que lle acabo de esinar o traballo á miña amiga e afirmou que todo o que veño a decir nel é certo, que funciona.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s